Síguenos en:

LA IMAGINACION FUENTE DE CREACION

Imagen de Julia Ines CALZADA

Es bien sabido que todos los seres humanos usamos nuestra imaginación. Cuando somos pequeños constantemente estamos imaginando mundos y creando con ellos juegos y hasta amigos. La imaginación es un poder realmente fuerte que nos ayuda a crear aquello que deseamos. El problema es que no siempre creamos cosas positivas o buenas, con nuestra imaginación también destruimos no solo cosas sino, oportunidades, relaciones y hasta nuestros propios sueños. El proceso de imaginar sucede principalmente en el área de la corteza prefrontal y se comunica con el cuerpo calloso del cerebro que conecta creativamente emociones con pensamientos, es por ello que debeos cuidarnos de lo que sentimos y pensamos pues la mente, entiende estas instrucciones como órdenes y genera estados de ánimo a partir de ellas, mismas que posteriormente se convierten en palabras y acciones.

Con nuestras palabras unimos o dividimos, consiliamos o peleamos, con nuestros actos vamos construyendo nuestra realidad. Por ello, imaginar lo que realmente quieres que suceda es un proceso fundamental para lograr tus objetivos y debes distinguir lo que quieres más de lo que quieres inmediatamente. Por ejemplo, inmediatamente tu puedes sentirte enojado, frustrado o decepcionado con una persona o situación y querer mandar todo a volar, pero si le permites a tu emoción gobernar tu imaginación actuarás de forma impulsiva y podrás destruir lo que tanto trabajo te ha costado, en este sentido podrías actuar en contra de ti mismo, de lo que más quieres por una emoción pasajera.

El problema es que necesitamos siempre imaginar lo que viene para "ponernos a salvo". Hacemos pronósticos todo el tiempo, tanto del clima para saber qué ponernos a la hora de salir de casa, como de las intensiones de la gente para con nosotros. No podemos parar, siempre estamos interpretando nuestro entorno para así saber qué hacer y como actuar. Las personas negativas tienen una tendencia a imaginar lo peor y se adelantan a las situaciones de manera defensiva, creando conflictos donde posiblemente no los había o haciendo los problemas existentes aun más grandes.
Otra tendencia que tenemos es la de exagerar la prevensión de riesgos. Esas personas que ven posibilidades de amenaza por todas partes y actuan con demasiada desconfianza ante los demás o ante el futuro suelen quedarse estancados pues no pueden avanzar, su imaginación les hace ver riesgos demasiado grandes cuando en realidad son pequeños o insignificantes y en vez de ver la oportunidad, ven el riesgo.

Lo cierto es, que no podemos controlar todo lo que nos pasa, no debemos ni imaginar demasiado negativo ni demasiado positivo. Ajustarnos a un panorama más real es lo adecuado, navegando con confianza y desando para nosotros todo lo bueno con mucha fe pero tomando precausiones. Imaginemos aquello que queremos que nos suceda, hagamos planes positivos hacia esa meta y ajustémonos a la realidad sin apego a lo ideal. Debemos sin lugar a dudas aprender a crear lo que queremos sin ponernos el pie nosotros mismos.

Aquí les compartimos algunos videos que les serán de utilidad para entender mejor este maravilloso y alusinante tema LA IMAGINACIÓN!

https://www.youtube.com/watch?v=h4P2hn7fIWk
https://www.youtube.com/watch?v=VYdLDF31C0I

Escuela de la Vida / ERA, A.C
Compartir este contenido: 

Contenidos relacionados

¡PUEDES CUMPLIR TUS SUEÑOS! Es importante tener...
Julia Ines CALZADA
Fundadora de “Escuela de La Vida”, contenidos que inspiran a la creación colectiva y a la reinvención del individuo.