Síguenos en:

¿Cómo construimos o destruimos nuestro amor propio? por @Patricia_Zepeda

Imagen de Patricia ZEPEDA

Llego el mes de febrero y es inevitable encontrar por todos lados cosas alusivas al “amor” así que decidí hablar de “el amor” pero de uno que deberíamos tener todos bien firme y estructurado antes de andar por la vida buscando una pareja, me refiero al amor propio.
El amor propio, tan importante y a la vez tan descuidado por todos, pocas veces nos ponemos a pensar en nuestras cualidades, logros, aciertos, virtudes, fortalezas, defectos, errores y ellos son la base para que lleguemos al autoconocimiento y con ello a la aceptación.
Es tan bonito aprender a mirarte con ojos de amor, valorarte, consentirte, saber qué es lo que necesitas para ser feliz, conocerte, enamorarte de ti mismo (Sin caer en el narcisismo) aceptarte, quererte sin condiciones y partir de ahí para poder brindar amor del bueno a quienes te rodean. El amor es un sentimiento hermoso, mágico, divino, yo diría que es la esperanza de la humanidad para que logremos construir un mundo mejor, pero no puedes dar amor a nadie si no te amas a ti mismo. Buscamos erróneamente llenar el vacío de amor propio con una pareja y eso sólo nos lleva a relaciones destructivas y dependientes.
¿Cómo se construye o destruye el amor propio? Desde que somos niños empezamos a crear nuestro auto concepto, con las experiencias que nos da la vida, las relaciones con padres, amigos, maestros. Todo esto se va acumulando y llegamos a una etapa bien difícil y bien importante para estructurar ese amor propio, la adolescencia ya que es ahí cuando empiezas a forjarte una identidad propia, empezamos a ser más independientes y elegimos los amigos y grupos sociales a los que deseamos pertenecer. Y si llegamos a este punto de nuestra vida con un amor propio mal cimentado estaremos destinados a relaciones complicadas con la gente que nos rodea. Muchos padres creen que dar amor a sus hijos es comprarles cosas, halagarlos, decirles cuán inteligentes son, pero se equivocan, el amor no se demuestra así. El amor se inculca de una forma madura a través de límites, disciplina, responsabilidad, cariño y seguridad.
Me gustaría darles algunos consejos que pueden ser de utilidad para trabajar en este rescate por nuestro amor propio si creemos y sentimos que está un poco quebrantado:
• Nunca te descalifiques, por ningún motivo te permitas hablar mal de ti, este es un error enorme que todos cometemos y que pareciera superficial pero afecta muchísimo a nuestro amor propio.
• Si los demás hablan bien de ti, de tu aspecto, de tu trabajo, etc. acéptalo y agradécelo (Tenemos la mala costumbre de no aceptar comentarios positivos hacia nosotros y activamos como un mecanismo de defensa que me resulta raro comprender. Ejemplo: Persona 1: ¡Qué bien te ves hoy! Persona 2: No es cierto, traigo unas ojeras terribles)
• Victimizarte, si tienes un problema o fracaso, no busques culpar a alguien más, no te permitas sentir lastima o tristeza por ti, tómalo como un reto. Si ese reto está ahí es porque puedes vencerlo y será un gran aprendizaje en tu vida.
• No dependas emocionalmente de nadie y de nada, aprende a ser feliz contigo a divertirte a pasar más tiempo a solas y disfrutarte, no cometas el error de rodearte de gente para llenar ese vacío emocional que sólo tú puedes restaurar.
El amor es algo increíble, provenimos del amor, es parte de nuestra naturaleza, pero el amor para nada es esa comercialización que se vende en estas temporadas o que te dicen los medios, no nos engañemos ni busquemos amor en los lugares y las personas equivocadas. El amor es comprensión, libertad, aceptación, conexión, respeto y tantas otras cosas tan hermosas pero para llegar a él, debemos empezar por sentir amor hacia el ser más importante de nuestra vida, nosotros mismos.
Dudas, comentarios, criticas, sugerencias todas son bienvenidas en twitter: @Patricia_Zepeda o bien, en [email protected] GRACIAS.

Patricia Zepeda
Compartir este contenido: 

Contenidos relacionados

Por Patricia Zepeda En tiempos actuales estamos...
En mi artículo anterior les comenté que les daría...
Eso es lo que decimos todos, pero si lo...
Patricia ZEPEDA
Patricia Zepeda Actriz, especializada en arte dramático por la escuela Arte Escénico M.P. y la facultad de teatro de Xalapa Ver. Productora asociada de la empresa Butaca Films. Guionista y productora asociada de la serie 91.Miedo. Licenciada en Psicología y en educación infantil. Profesora de literatura mexicana e hispanoamericana.