Síguenos en:

EL AMOR Y LA CREACIÓN DE LAS ESTRELLAS

Imagen de Julia Ines CALZADA

¿Qué tienen en común el amor y la creación de las estrellas?
Por Julia Inés Calzada
@JICALZADA

Comúnmente las personas solemos creer que el amor es sinónimo de romance y cuando se les pregunta si aman a sus hijos ó a sus padres dicen que sí pero que es otro tipo de amor. ¿Porqué usamos entonces la misma palabra para nombrar sentimientos distintos?
La respuesta nos la da la ciencia: El amor es un sentimiento de unión, de cariño, de equipo, de manada y pertenencia. Es el sentimiento más poderoso que le ha permitido al ser humano sobrevivir. Gracias al amor, nos reproducimos, nos protegemos, nos cuidamos, somos capaces de tener actos de solidaridad, de ayuda y altruismo y sin estos ingredientes la vida entre humanos no hubiera prosperado. EStamos aquí gracias a que en algún momento hicimos familias, comunidad, trabajo en equipo.

¿Pero es el amor un sentimiento exclusivo de los seres humanos? La ciencia nos aclara que el amor es una información y como tal se expresa en acciones. Entendido científicamente esa información es la necesidad de unirnos para preservar la vida y la de nuestra descendencia y esta herramienta de supervivencia milenaria, es más antigua que la especie humana e involucra a todas las especies. Todo lo que existe es la unión de una cosa con otra: El aire, el agua, nuestro cuerpo y las nubes… todo necesita de unión para existir.

¿A qué me refiero con esto? A que todo lo que se ha formado desde las estrellas, las rocas, nuestros tejidos, son consecuencia de una unión: ya sea de una partícula a otra, de un elemento con otro, una célula con otra... Entonces ¿No es la vida misma el resultado del amor científico? Este principio nos recuerda que es fundamental no estar solos sino pertenecer a una persona o un grupo.
Ya sea en pareja,con nuestros hijos y amigos el amor es ayudarnos, hacer equipo, manada, comunidad. No te relaciones con personas que te hagan sufrir, que no te apoyen, que en vez de ayudarte a resolver problemas te den más problemas de los que ya tienes porque esa relación tarde o temprano va a deteriorar la calidad de tu existencia.

Les comparto un poema interesante que de manera abstracta habla de este tema:
Por OLIVERIO GIRONDO

PUEDES JUNTAR LAS MANOS

La gente dice:
Polvo,
sideral,
funerario,
y se queda tranquila,
contenta,
satisfecha.
Pero escucha ese grillo,
esa brizna de noche,
de vida enloquecida.
Ahora es cuando canta.
Ahora
y no mañana.
Precisamente ahora.
Aquí.
A nuestro lado...
como si no pudiera cantar en otra parte.
¿Comprendes?
Yo tampoco.
Yo no comprendo nada.
No tan sólo tus manos son un puro milagro.
Un traspiés,
un olvido,
y acaso fueras mosca,
lechuga,
cocodrilo.
Y después...
esa estrella.
No preguntes.
¡Misterio!
El silencio.
Tu pelo.
Y el fervor,
la aquiescencia
del universo entero,
para lograr tus poros,
esa ortiga,
esa piedra.
Puedes juntar las manos.
Amputarte las trenzas.
Yo daré mientras tanto tres vueltas de carnero.

Esto es todo por hoy, yo soy Julia Inés Calzada y nos vemos prontito “ La Escuela de La Vida” hasta la próxima.

Si gustan más información recomiendo este video de divulgación científica sobre la ciencia y el amor https://www.youtube.com/watch?v=1nLfTJqEgOc

Redes para la Ciencia. Fundación Eduardo Punset
Compartir este contenido: 
Julia Ines CALZADA
Fundadora de “Escuela de La Vida”, contenidos que inspiran a la creación colectiva y a la reinvención del individuo.