Síguenos en:

EL SENTIDO DE LA RESPONSABILIDAD

Imagen de Julia Ines CALZADA

EL SENTIDO DE LA RESPONSABILIDAD.

Si estás leyendo esto puede ser que comprendas desde ya, que la responsabilidad es importante. Si estás por dejar de leer este artículo, posiblemente crees que tu "Ya eres" muy responsable y no necesitas leer esto, puede ser, sin embargo cuidado en no estar confundido de concepto. Ser responsable no significa ser cumplido. Las personas que se creen muy perfectas padecen del síndrome "Nadie me merece" y tienen dificultad para relacionarse en pareja. Una y otra vez lo intentan y una y otra vez truenan con sus parejas.

Queridos amigos, este tema es muy extenso pero lo intentaré reducir para su lectura en esta página. Muchos vemos la responsabilidad como un tema desagradable, pues no sabemos realmente el valor de esta palabra ni sus consecuencias. No sabemos que es gracias a ella que damos forma a nuestra vida y que la falta de ella hace que lo que deseamos vivir se esfume de nuestras manos.
La responsabilidad es una palabra fácil de pronunciar y difícil de comprender, pocos son los que reconocen su valor y la aplican como una filosofía de vida. El sentido de responsabilidad no tiene beneficio para muchos y es por eso que muchas personas se sienten insatisfechas y sufren en sus relaciones con los demás o en los frutos que cosechan en el trabajo. Cuando carecemos del sentido de lo valioso que es la responsabilidad perdemos la posibilidad de mejorar nuestra vida y disfrutar del proceso de evolución espiritual, perdemos el control y poco a poco también la alegría.
Quienes han logrado entender el concepto de responsabilidad y lo practican en todas las áreas de sus vidas se vuelven magos, pues se transforman a sí mismos y en consecuencia su realidad cambia. Las personas responsables tienen menos ansiedad, porque la responsabilidad no es vivir con el afán de cumplir, se trata de saber "responder", entrar en acción con sabiduría, conocimiento de lo que se hace y sus consecuencias. Muchas personas pasan la vida tratando de cumplir las expectativas que todo el mundo tiene sobre de ellos (mamá, suegros, hijos, amigos, etc) esto es un concepto equivocado de responsabilidad.

La responsabilidad es la consciencia de que todo lo que tendremos, sentiremos, experimentaremos en la vida, desde lo material hasta lo espiritual (relaciones humanas, amor, conexión con la alegría de vivir) depende de nosotros, no de lo externo (De la infancia que tuvimos, la calidad de la cuna, el físico con el que nacimos o de la suerte) La responsabilidad no es otra cosa que la conciencia de que yo soy el creador de mi vida, asumo el costo de mis decisiones, soy consciente de que yo soy la fuente de mis pensamientos, actos y palabras, saber que si no me gusta lo que estoy viviendo debo trabajar activa y creativamente para transformarlo.

Los seres humanos que tienen problemas con este concepto suelen reaccionar de maneras infantiles ante los problemas, es decir, en vez de enfrentarlos con garras y dientes y fajarse los pantalones para cambiar de una vez por todas haciendo lo que deban hacer para conseguirlo, se sumerjen en sentimientos destructivos y culpan a alguien más. “ Mis padres no me querían”, “ Mi jefe es un abusivo” "Estoy muy feo” "No fui a la escuela" siempre hay alguien que es responsable de su infelicidad, ellos no.
Con esto no quiero decir que no exista la injusticia, la pobreza, los tratos injustos, los malos padres y los jefes abusivos, pero lo que digo, es que es tu responsabilidad moverte de lugar, aceptar o transformar las áreas que no te gustan o no estás pudiendo desempeñar bien y aprender a controlar tus impulsos negativos-autodestructivos.

Evidentemente este es un camino que debe trabajarse pues no nacemos con la consciencia de ser responsables. Por el contrario, nacemos dependientes y es normal pues un bebé no puede responsabilizarse de absolutamente nada de lo que le sucede: Necesita el alimento, el resguardo, el calor, el amor para vivir y no puede hacer nada para garantizarlo, es por esto que para que un bebé crezca sanamente requiere de un sentido de responsabilidad profundo de sus padres quienes a su vez, deberán ir transmitiendo este sentido a sus hijos conforme vayan creciendo y comprendiendo mejor los secretos de la vida humana en nuestro planeta Tierra.
Para transitar del Estado mental del niño dependiente al adulto independiente, maduro y solvente debemos dar el paso hacia la responsabilidad que no es otra cosa sino la conciencia de que yo tengo lo que estoy dispuesto a trabajar, madurar, resolver, luchar; yo creo mi vida y todo lo que yo deseo vivir, merece que luche y trabaje por ello.

Ahora bien, la responsabilidad también tiene sus límites: Tú no puedes pensar/sentir/crecer/ por nadie más. Esta vida es individual. No es tu responsabilidad ni cambiar a los demás ni abrirles los ojos. Debes descansar tu mente, liberar ese estrés y dejarle a la otra persona que haga su parte. Debes solo concentrarte en hacer las cosas mejor tú, en ser más amoroso tu, en comprometerte al cien por ciento en tu desarrollo profesional y personal. Si logras esto, estarás cumpliendo con lo único que realmente está en tus manos y vale la pena. A veces estamos esperando a que el otro cambie para yo entonces ser feliz, esto no es ni posible ni sincero. "Cuando no puedas cambiar tu entorno: Cambia tú y cambiará tu entorno"

Las relaciones empiezan el camino de la infelicidad cuando nos aferramos en hacerle ver sus defectos a mi esposo(a), a mi jefa(e), o mi compañero. Esto es un camino equivocado y que además lleva al sufrimiento. Solo yo puedo tener esa disposición de cambiar, solo puedo predicar con el ejemplo, esa es mi única responsabilidad y mi única arma.
Como les dije, este es un tema muy extenso que estoy segura los ha dejado pensando... lo retomaré para otros artículos. Espero que el concepto principal y raíz de la responsabilidad comience a surtir efecto en ustedes. Cuando sientan que algo es injusto piensen primero: ¿Qué debo aprender yo de esto? ¿Cómo puedo moverme responsablemente hacia una mejor situación?
Con mucho afecto.

Julia Inés.

ESCUELA DE LA VIDA
Compartir este contenido: 

Contenidos relacionados

Entérate de las principales mentiras acerca del...
Escúcha este podcast de LA LLAVE MAESTRA dedicado...
Alejandro Saracho, fundador de Abundantia...
Julia Ines CALZADA
Fundadora de “Escuela de La Vida”, contenidos que inspiran a la creación colectiva y a la reinvención del individuo.