Síguenos en:

La Gran Lección del amor detrás del mito del Psique y Eros

Imagen de Vivian Toussieh

Lo que el Mito de Psique, nos enseña sobre el amor.

Por. Vivian M. Toussieh.
Existe una gran diferencia entre el enamoramiento y el amor. El enamoramiento es la primera fase de una relación de pareja, el primer encuentro que se da. Tiene ciertas características en el organismo y en la psique del que está enamorándose de otra persona; mientras que el amor llega posteriormente en un lapso de algunos meses o hasta dos años después de conocer a la pareja y tiene otro contenido diferente que explicaremos a continuación.

Los seres humanos tenemos la necesidad innata de expresar lo que nos sucede en el interior. La mitología es una de las maneras en las que se describe a través de una historia, narrativa o diálogo, la condensación de los aspectos fundamentales del carácter y de los conflictos humanos. En este caso hablaremos del amor a través del Mito de Psique y Eros.

Cuenta la historia que hace mucho tiempo existió un rey y una reina que tenían tres hijas. La menor, Psique, de tan deslumbrante belleza que era adorada por los humanos como una reencarnación de la diosa Afrodita. La diosa, celosa de la belleza de la mortal Psique, pues los hombres estaban abandonando sus altares para adorar en su lugar a una simple mujer, ordenó a su hijo Eros que intercediera para hacer que la joven se enamorase del hombre más horrendo y vil que pudiera existir.
Por su parte, la belleza no había traído a Psique felicidad alguna. Los hombres la idolatraban de mil maneras, pero ninguno osaba acercársele ni pedir su mano. Los preocupados padres consultaron al Oráculo de Apolo para determinar qué le depararía el destino a su hija. Lejos de encontrar consuelo, el Oráculo predijo que Psique se casaría en la cumbre de la montaña con un monstruo de otro mundo. Psique aceptó amargamente su destino, y obedeciendo al Oráculo, sus padres la llevaron hasta la cima de la montaña seguidos por una larga procesión, donde la abandonaron en llanto para enfrentar a una muerte segura.
Así la encontró el Céfiro (viento del Oeste), quien la elevó por sobre las montañas hasta depositarla en un valle colmado de flores. Al despertar, Psique se internó en el bosque cercano siguiendo el sonido del agua. Lo que encontró fue un hermoso palacio, de indescriptible lujo y belleza, y voces sin cuerpo susurrando que el palacio le pertenecía y que todos estaban allí para servirla. Esa noche, mientras yacía en la oscuridad de su nueva alcoba, un desconocido la visitó para hacerla su esposa. Su voz era suave y amable, pero él no se dejaba ver a la luz del día, lo cual despertaba la curiosidad de Psique que deseaba conocer su rostro.
Con el paso del tiempo Psique comenzó a sentir desasosiego, y sufría por sentirse sola. Extrañaba a sus hermanas, a quienes no veía desde hace tiempo y esto le causaba tristeza. Imploró entonces a su esposo que le permitiera recibir la visita de sus hermanas, pero éste le advirtió que ellas tratarían de incitar su curiosidad y la alentarían a intentar develar la identidad de su marido. Él le advertía una y otra vez que no se dejara persuadir por sus hipócritas hermanas, ya que el día en que ella viera su cara no lo volvería a ver y sería el día en que acabaría su felicidad.
Finalmente, Eros cedió ante las intensas y apasionadas súplicas de Psique y pidió al viento Céfiro que acercara a las hermanas al palacio. Éstas, ante la visión de tanto lujo y belleza, ardieron de celos y envidia ante la buena fortuna que había tocado a su hermana. Secretamente, cada una de ellas comenzó a desmerecer lo que a ellas mismas les había tocado en suerte, sus ancianos maridos, sus mezquinas riquezas. Se fueron del palacio planeando cómo castigar a su hermana y en su retorno, la convencieron de que su marido era una enorme y monstruosa serpiente que esperaba al acecho para devorarla. Le sugirieron un detallado plan de acción, que se basaba en esperar que el sueño venciera a su marido para luego acercarse a él con una lámpara y un puñal y cortar su cabeza de serpiente.
Esa misma noche, Psique esperó a que su marido se durmiera junto a ella y encendió su lámpara para observarlo. A quien vio fue al más hermoso de los dioses, el mismísimo Eros. El cuchillo cayó de sus manos y mientras observaba extasiada esa imagen gloriosa, una gota de aceite proveniente de la lámpara cayó en el hombro de Eros. Éste despertó y librándose del abrazo y los lamentos de Psique, expresó su decepción por la traición de Psique a su amor. Le contó que él mismo desobedeció las órdenes de su propia madre al enamorarse de ella, pero que ya todo estaba arruinado. Y así desplegó sus alas y se fue.
Psique comienza entonces una búsqueda desesperada por encontrar a Eros que culmina en su llegada al templo de Afrodita. Ésta, llena de ira y deseos de venganza, rasga las vestiduras de Psique y le encomienda tareas imposibles como clasificar miríadas de semillas distintas. Psique recibe ayuda de distintos dioses y fuerzas de la naturaleza que hacen posible que complete estos desafíos. Afrodita entonces inventa un nuevo castigo para Psique: ella debería internarse en mundo subterráneo en busca de Perséfone, reina de los infiernos, para rogarle que le diera un poco de su belleza dentro de un cofre. Sorteando varias dificultades, Psique cumple con la tarea y comienza su viaje de vuelta hacia la luz. En el camino, cae presa nuevamente de la curiosidad. Atraída por el deseo de agradarle más a su amado adornándose de belleza divina, abre el cofre e inmediatamente cae en un sueño mórbido.
Mientras tanto Eros, recién recuperado de su herida, sale en búsqueda de su amada esposa para despertarla de su sueño. Luego se dirige a visitar a Zeus para rogar al Dios que tuviera compasión de Psique y la hiciera inmortal para que pudiera vivir con él en los cielos. Zeus se compadeció de Eros y apaciguó a Afrodita diciéndole que éste sería un casamiento digno de su hijo. Así es que ordenó el casamiento de Eros y Psique, que duraría para siempre.

¿Qué podemos interpretar de la historia de Psique y Eros?
Psique representa a la mente, alma, el pensamiento que se pierde en los brazos de Eros que significa el amor. En un principio la unión de estos dos es ciega, como el enamoramiento, esta llena de placer y de seducción.

Psique no había encontrado la felicidad a pesar de su gran belleza. La escancia de psique es delicada y valiosa como la del alma. Mientras que Eros es un Dios soberbio que da placeres mientras esté satisfecho pero cuando se va, se lleva todo aquello bueno que había traído.

Cuando Psique busca ver el verdadero rostro de Eros, éste se siente traicionado y huye. Así nos pasa en la etapa en la que pasamos del enamoramiento al amor, en donde nos damos cuenta de la verdadera cara de la pareja. Esta prueba somete a la pareja a crecer, solidificar el amor y el deseo de reencontrarse. Entonces nos lleva a realizar las más asombrosas proezas para volver a sentir aquello que experimentamos en un principio. Es en este momento en donde se trabaja para llegar al verdadero amor.

Las hermanas de psique representan el tiempo y la realidad, los elementos que se dan para ver con claridad al que se ama.

Cuando Psique baja al Hades demuestra que hará todo para volver con su amado.
Antes de poder estar juntos, volver al paraíso y otorgarle la inmortalidad, Psique toma algunas malas decisiones con tal de regresar a su amado, entonces demuestra su verdadero carácter y crece, domina sus instintos humanos y los Dioses reciben su alma como una más de ellos.

Cuando encontramos a la pareja nuestro inconsciente detecta aspectos del otro que nos van a ayudar a madurar o crecer; aunque en un principio no lo notamos por los efectos cegadores del enamoramiento, al paso del tiempo nos desilusionamos al creer que nos equivocamos y que aquello magnifico que vimos en el otro ahora ya no es tan atractivo. Es entonces viene la gran prueba, es cuando los dos integrantes de la pareja deben hacer un esfuerzo por reencontrar aquello valioso que en un principio les atrajo. El verdadero reto del amor, es transformarse a uno mismo, a pesar que duela, y crecer emocionalmente para encontrarse con el otro en un plano mas profundo. Ahí realmente entramos en una relación de Amor.

Vivian Toussieh
Compartir este contenido: 

Contenidos relacionados

Escucha este episodio de La Llave Maestra con...
NO SUFRAS MÁS !!! Deshazte de la tristeza y sal...
Vivian Toussieh
Psicóloga y escritora. Incansable buscadora de la verdad, de la profundidad de la vida y de las personas Vivian M. Toussieh. estudió psicología en un intento por adentrarse a la mente y las emociones humanas de manera profesional y personal. Conocer las teorías sobre el desarrollo y la esencia humana son su pasión. Busca a través de ellas comprender el sentido de la vida y las relaciones humanas. El enfoque de sus obras tienen sus raíces en esta búsqueda por entender el universo, al hombre y a la divinidad.