Síguenos en:

LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA LEY DE LOS AMIGOS.

Imagen de Julia Ines CALZADA

Dicen por ahí que la amistad entre personas de sexos que se atraen no existe, que es imposible porque siempre uno de los dos tiene otra agenda diferente a la amistad. Presumo con orgullo de tener amigos del sexo opuesto (es decir, del que me atrae) que llevan siendo mis casi hermanos durante los años que tengo de conocerlos, casi una vida entera o prácticamente desde antes de nacer. Mis amigos son mi orgullo más grande y hasta donde yo sé, ninguno de mis novios se ha sentido celoso de ellos, nunca. La amistad entre sexos es posible, pero tiene un ingrediente hiper riguroso: el respeto por los límites de la amistad y sobre todo por las parejas de ellos.
Ya sea con tu hermano(a), primo(a) o amigo(a) el respeto a su pareja es fundamental para que exista una relación duradera, sincera y fructífera. Yo opté por pensar que mi relación con mis amigos requiere más precausión que aquella que tengo con mis amigas, por un solo hecho: Quiero que nuestra amistad dure para toda la vida y esto requiere que sus parejas se sientan cómodas conmigo y esto no es tarea obvia.
¿Cuáles son los límites que debemos aprender a conservar?
Cuando quieres a un hombre o a una mujer como amigo(a) para toda la vida, tienes que entender que no te pertenece, que lo único que es tuyo es su amistad y que por lo mismo debes respetar a sus otros afectos. Es típico que la amiga de toda la vida se quiera poner por encima de la novia y le siga haciendo regalitos, cartitas, cariños al amigo aun cuando el amigo tenga novia(o), que siga queriendo atraer su atención por encima de la pareja de éste y ese es un grave error.
Lo que me ha funcionado y lo que quiero compartir con ustedes para que sus amigos sigan siendo sus amigos (hermanos, primos) para toda la vida es:
1) No trates de imponer tu cercanía física con tu amiga(o) frente a su novio (a) o frente al tuyo. La cercanía es algo que es natural para ustedes y cuando su pareja esté presente debes ser moderado en las expresiones físicas del afecto. Es un error ponerte a competir con su pareja.
2) Coméntale a tu pareja lo valioso que es tu amigo(a) sin aspavientos ni exageraciones pero déjale claro cuáles son tus amigos de toda la vida y por qué los aprecias.
3) Incluye a tu pareja en su amistad. Haz que se sientas cercanos ellos (as) también. Inclúyelos, cuando tu amigo te llame por teléfono pásale a tu pareja para que también lo salude, hazlos partícipes de ese cariño, no reserves la relación para ti.
4) Cuéntale a tu pareja por qué esa persona es tan cercana a ti y no lo hagas para picar cresta sino para él o ella comprenda porqué le quieres tanto.
5) No excluyas a la pareja de tu amigo (primo, hermano) de la conversación con comentarios del tiempo pasado. Un comentario o dos está bien, pero pasarte toda la reunión recordando las aventuras que tuvieron o las aciertos o errores de otras parejas de tu amigo (primo(a), hermano(a)) puede ser intrusivo, evítalo.
6) Ponte del lado de la pareja de tu amigo siempre, defiéndele, esto es amistad. Lo ayudarás a conservar su relación y a ver sus propios defectos. Un amigo nos ayuda a ver con claridad, no nos mete más aguja para sacar más hilo.
7) No te llenes la boca hablando mal de la pareja de tu amigo cuando éstos tuvieron un desencuentro, trata de ser lo más neutral posible, recuerda que un verdadero amigo(a) siempre tiene por principio el interés de la felicidad de su amigo(a) y esto implica hacerle ver la realidad de las cosas, sin meter cizaña.
8) No des tu opinión cuando no te la piden y cuando te la pidan, comenta de la manera más neutral posible ayudándole a tu amigo(a) a ver sus errores primero.
9) Si tu amigo te pide que no seas tan eufórico en tus abrazos, comentarios, posts del facebook, fotos, no hagas drama y ayúdale a tu amigo(a) a tener paz en su relación. Quita las fotos del facebook que le causen malestar a su pareja, tómate si quieres un café con él o ella y con cariño pide una disculpa si es necesario, la intensión de paz es lo que más cuenta.
10) Si en algo la regaste, pide disculpas. Sí, aunque creas que tú tienes la razón, porque no ganas nada con aferrarte a tu razón, no tienes que legitimizar tu amistad, hermandad o relación con tu amigo frente a su pareja o familia. Si alguna actitud tuya por la razón que fuese causó molestia, discúlpate, no ganarás nada queriendo ganar. ¿Me explico?

Por último, después de estos diez mandamientos de la ley de la amistad, les explico que nunca vas a salir bien parado si te metes en medio de una relación. Puede ser que salgas bien en una o dos ocasiones pero no por siempre, si realmente lo(a) quieres, debes aprender a quedarte al margen de sus otras relaciones afectivas y apoyarle para ser feliz.
Los quiero, les deseo que logren conservar a sus amigas(os) por el resto de sus vidas. Vale la pena no ser tan protagonistas.

Si les gustó o no este artículo por favor coméntenlo, manden sus opiniones o preguntas.

GRACIAS @JICALZADA

ESCUELA DE LA VIDA
Compartir este contenido: 

Contenidos relacionados

¿Cómo llevarme bien con la ex de mi marido?...
Crecer en pareja sin afectar mi individualidad ¿...
“Lo que no se habla se actúa” Sigmund Freud La...
Julia Ines CALZADA
Fundadora de “Escuela de La Vida”, contenidos que inspiran a la creación colectiva y a la reinvención del individuo.