Síguenos en:

RECUPERAR LA PAZ INTERIOR por @Patricia_Zepeda

Imagen de Patricia ZEPEDA

Por Patricia Zepeda

En tiempos actuales estamos tan inmersos en rollos mundanos que descuidamos lo más valioso que tenemos, aquello que permite que nuestra mente, cuerpo y espíritu estén sanos y nos conecta con la energía del universo: La paz interna. ¿Cómo recuperarla? ¿Por qué la perdimos? ¿De dónde proviene?

Al crecer perdemos la característica tan sutil pero tan esencial de estar en presente. Los adultos nos transmiten miedos, ideologías, estilos de vida, expectativas, necesidades, angustias, etc., incluso nuestros padres quisieran ponernos en una burbuja donde sólo estemos rodeados de cosas buenas pero el mundo real es distinto y cuando creces te enfrentas a él, el cual no has conocido ni aceptado y te llega de golpe en ocasiones de manera frustrante.

¿Cómo se comporta alguien que ha perdido su paz interior?

Es bien triste reconocerlo pero la gran mayoría de los “adultos” la hemos perdido, por la cotidianeidad de la vida, las expectativas, las pretensiones los deberes, el tiempo, entre otras cosas y las consecuencias son visibles: la tensión, la angustia, la insatisfacción, la ansiedad, el estrés, la irritabilidad, intolerancia, son todas señales de una persona que no vive en presente, está intoxicada de recuerdos y contaminada de la ansiedad que le provocan las expectativas del futuro.

¿Qué puedo hacer para recuperar ese estado de bienestar?

1.- Abre tu mundo: Acepta que la vida te da situaciones positivas y negativas, que puedes tener miedos, celos, rabia, rencor, pero también, amor, fe, calma, armonía… y todas son necesarias ya que cada situación que llegue a nuestra vida es una lección. Aprendamos a conocer nuestra parte negativa y aceptarla, reencontrarnos con ella y reconocerla como algo nuestro al igual que la positiva.

2.- Aprende a vivir el presente: Cada minuto y cada segundo de nuestra vida es determinante. Un día de tu vida por insignificante que parezca no volverá, no temas a enfrentar los sentimientos que la vida te da, vívelos al máximo, si es enojo vívelo, si es alegría disfrútala, porque ese momento pasará y sólo tú decides tomarlo como lección o dejar que pase de largo.

3.- Aprende a amar la vida: Creemos que sabemos hacerlo y no es cierto. Tómarte unos minutos para disfrutar todo lo que te rodea. Abraza cada día un poco más, valóralo, date la oportunidad de conocer algo nuevo, siéntete útil, deja de vivir comparándote, de temerle a la crítica, de envidiar a los demás, de dar tanto valor a las cosas materiales supera esas barreras mundanas y vive el presente.

4.- Vive tus emociones en su momento y en su medida: Si te enfrentas a una situación difícil y dolorosa, tomate tu tiempo y vívela, llórala o grítala y después continua tu vida con serenidad, no vivas instalado en el dolor, esto no quiere decir que seas indiferente o egoísta, quiere decir que tienes un control de ti mismo, de tu mente y de tus sentimientos.

¿Qué beneficios obtendría si decido recuperar mi paz interior?

Sin temor a equivocarme, tu vida cambiaría por completo, verías las cosas desde otra perspectiva, entenderías y aceptarías a la gente tal cual es, cambiarían tus niveles de tolerancia, comprenderías el valor que tienes como ser humano, lo importante, valioso y capaz que eres, tu autoestima aumentaría considerablemente, la comunicación con tu familia, amigos, colegas y toda la gente que te rodea sería distinta pues sabrías que cada uno de ellos es especial e importante lo cual te llevaría a entenderlo, respetarlo y finalmente vivirías y disfrutarías el presente.

Así que proponte amar la vida, abrir tu mente y tu corazón a experiencias positivas y conectar con ellas hasta lograr tu paz interior. Recuerda que los límites en tu vida solamente los pones tú. En mi próximo artículo les compartiré una serie de ejercicios prácticos que pueden ayudarles mucho en el camino de regreso a la paz interior. Les invito a seguirme en Twitter @Patricia_Zepeda para leer sus comentarios y criticas, todos son bienvenidos. Hasta la próxima.

Patricia Zepeda
Compartir este contenido: 

Contenidos relacionados

¿No te gusta tu vida y te quejas? Te quejas pero...
Conocer las Leyes Universales es una acción...
En mi artículo anterior les comenté que les daría...
Patricia ZEPEDA
Patricia Zepeda Actriz, especializada en arte dramático por la escuela Arte Escénico M.P. y la facultad de teatro de Xalapa Ver. Productora asociada de la empresa Butaca Films. Guionista y productora asociada de la serie 91.Miedo. Licenciada en Psicología y en educación infantil. Profesora de literatura mexicana e hispanoamericana.